top of page

Escucha para comprender no para contestar



En función de la escucha, construimos nuestras relaciones personales, interpretamos la vida, planeamos el futuro y definimos nuestra capacidad de aprendizaje y de transformación del mundo. Por eso juega un papel importante en nuestra capacidad de encontrar satisfacción en la vida, y en la manera en la que actuamos en este momento.

¿Sabías que un indicador fundamental para evaluar

la calidad de una relación es a través de la escucha?


Es decir, si alguien nos dice “Mi pareja no me escucha”, “Mis hijos no me escuchan” o “Mi jefe no me hace caso” nos habla de una creencia más profunda que tiene que ver con el sentido de vida y de la dignidad de una persona, pues al no sentirse escuchada el mensaje se interpreta como “tengo la sensación de que no le importo a los demás”


Una práctica muy común es que cuando solemos tener problemas apuntamos con el dedo a los demás diciendo “no nos escuchan” y esto nos lleva a creer y a quienes nos oigan, que el problema es de ellos, que vine desde fuera, sin embargo, hoy te invito a analizarlo desde una plataforma de responsabilidad preguntándote ...


¿Será que lo que sucede es que no nos sabemos hacer escuchar?


De manera general los problemas de escucha suelen ser recíprocos, es decir, quien no se siente escuchado, normalmente tampoco sabe escuchar a los demás, por lo tanto, como ya habrás adivinado el problema no necesariamente es la otra persona, el problema esta en la relación y es por eso que para avanzar en la resolución de la situación es indispensable comenzar trabajando con la propia escucha de quien no se siente escuchado.

La escucha es, sin lugar a dudas, la competencia más importante en la comunicación humana y por eso te comparto algunas recomendaciones:

- Oír nos permite poder repetir lo que alguien dijo, sin embargo, para escuchar no basta con oír, es necesario interpretar lo que el otro dice y para eso se necesita conectar, así que date permiso de abrirte y conocer la historia de la otra persona.

- Muchas veces escuchamos desde nuestras expectativas desde lo que consideramos que “debe” pasar, hasta lo que creemos que eventualmente “podría” pasar, por eso te invito a poner esas expectativas a un lado, respirar profundo y centrarte en el mensaje que el otro te quiere transmitir porque estás ahí para el otro no para ti.

- Recuerda una buena relación es aquella que logra manejar las diferencias desde el respeto, y eso se logra mirando a la persona a través de la tolerancia, con paciencia y tomando en cuenta que es un ser valioso, de otro modo no estarías invirtiendo tu tiempo en esa relación.

Por último, déjame compartirte tres acciones específicas a las que puedes recurrir para escuchar de manera activa:

· Verificar escuchas
· Compartir inquietudes
· Indagar

Si quieres aprender más sobre ellas y como ponerlas en practica te invito a seguirme en redes sociales ya que próximamente anunciare un taller online de escucha activa en la que aprenderás como mejorar la escucha y como poner en práctica

“La escucha activa como herramienta
para comprender, no para contestar”
Gracias por ser parte de esta comunidad en desarrollo constante


Sandra Cienfuegos T.
Psicóloga-Consultora-Empresaria

Entradas Recientes

Ver todo

Komentar


bottom of page